BLANCO Y NEGRO

Activismo y aprendizaje feminista, a pesar del coronavirus

Anuncios

El 9 de mayo mujeres de todo el mundo se movilizaron a través de redes sociales con motivo de la II Marcha Abolicionista

Durante esta crisis las redes sociales se han convertido en el principal espacio de las feministas. Twitter y Facebook ya eran plataformas que servían como altavoz en la lucha de las mujeres, pero Instagram se resistía a convertirse en un espacio de activismo, al menos hasta ahora. Aunque a priori pueda resultar extraño pensar en Instagram como algo más que fotos bonitas y personas felices, una vez más las feministas han conseguido romper con lo establecido. Han cogido una red social superficial y la han convertido en un espacio de aprendizaje, activismo y movilización. ¿Cómo lo han hecho? A través de vídeos en directo. Las primeras en hacerlo fueron Zua Méndez y Teresa Lozano, más conocidas como Towanda Rebels (@towandarebels). “Lo hicimos porque pensamos que era un buen momento para mantenernos unidas y hacernos más llevadera la cuarentena. También para que nuestras seguidoras aprovecharan el tiempo para estudiar e informarse”, cuentan. Después de ellas, llegaron el resto. Feministas de todas partes comenzaron a hacer vídeos en directo en sus cuentas o a participar en los de otras mujeres. “El hecho de que otras cuentas empezaran a hacerlo es estupendo. Nosotras tenemos la convicción de que hay que ir ganando y conquistando espacios, e Instagram es una red bastante superficial por lo que creemos que es muy positivo que las feministas estemos tan activas en ella”, explican Zua y Teresa.

Hoy en día el feminismo está en boca de todos. Unos lo utilizan para asentar su cuestionable posición ideológica y atacar a las mujeres, y otros para intentar vivir en igualdad. Es un movimiento que ya forma parte de nuestras vidas y que está en continuo debate. Esta normalización del feminismo que es positiva en muchos aspectos hace que la gente de por hecho que, como existe este movimiento, existe la igualdad y, por lo tanto, no queda nada por hacer. Los directos de estas mujeres no solo demuestran que queda mucho por hacer, también explican los principales retos de la agenda feminista y cómo abordarlos. Vientres de alquiler, trata de mujeres, teorías del género, la religión y el feminismo… son algunos de los temas sobre los que han hablado compañeras como Marina y Noelia, quienes gestionan la cuenta Patrulla Feminista (@patrullafeminista). “El feminismo es abolicionista, gracias a los directos muchas mujeres que consideraban la postura regulacionista como parte del movimiento están comprendiendo que el feminismo no puede considerar la institución de la prostitución como parte de nuestras reclamaciones por ser contraria a los derechos fundamentales de las mujeres”, cuenta Marina.

“El trabajo de las radicales es muy importante en la era de la información, puesto que estamos viviendo una nueva ola reaccionaria del patriarcado disfrazada de progresismo y tolerancia con los movimientos queer y liberal, que van unidos de la mano”, relatan Claudia y Alexandra, administradoras de la cuenta La Cuarta Ola (@lacuartaolaoficial). Explican que, a pesar de la importancia de las redes sociales, el activismo de la calle es necesario, por eso ellas apuestan alto: “Queremos impedir cualquier movimiento político o lobbista que menoscabe nuestros derechos”.

Las redes sociales son importantes armas de divulgación que dada su transcendencia muchas veces se convierten en espacios de acoso. Claudia y Alexandra, que reciben mensajes de odio y amenazas casi a diario, explican que quienes están detrás de estas cuentas “quieren acabar con el disidente” y por eso recurren a la persecución. Otro problema que se les ha presentado (de menor gravedad, eso sí) es el exceso de directos. Marina cuenta que “se solapan unos a otros” y que esto al final acaba siendo negativo, pues son muchas horas y no todas las mujeres disponen de tiempo suficiente para ver todos los directos. “Esto ha complicado que podamos realizar una dinámica de directos más fluida, tuvimos que parar para no saturar a las compañeras”, afirma Marina.

Las feministas también se movilizan

Los vídeos en directo están muy presentes en las redes sociales, pero las feministas no se conforman con enseñar y aprender, también se movilizan. Por eso, la plataforma Mujeres por la Abolición impulsó el pasado 9 de mayo la II Marcha Abolicionista online. La idea inicial era que esta marcha se hiciese de manera presencial, pero la crisis del coronavirus obligó a las mujeres a buscar otra alternativa, y finalmente se hizo a través de redes sociales. “Les comunicamos a nuestras compañeras que dada la situación veíamos mejor hacerlo de forma virtual y tuvimos muy buena acogida con la idea”, cuenta Rebeca, una de las mujeres detrás de esta plataforma.

Muchos se preguntarán por qué hacer esta marcha, si hace poco se celebró el 8M. Rebeca explica que, a pesar de que el 8M es algo histórico para las mujeres, no hay un discurso inequívoco y único y eso es perjudicial. “Respecto a la abolición de la prostitución, de la pornografía y del género, no hay un discurso único. Es más, el lobby proxeneta está infiltrado en asociaciones que organizan el 8M”, relata.

“Para mí solo hay un feminismo que es el que tiene un discurso en contra del patriarcado. Feminismo liberal no es feminismo, el que nos dice que ser mujeres prostituidas es empoderante no es feminismo, y el que nos dice que ser incubadoras es empoderante tampoco lo es. Pero tienen el apoyo institucional y de determinados partidos políticos porque su discurso es menos combativo para el poder, es mas fácil de aceptar que el que nosotras defendemos”, sentencia Rebeca.

Disfruta de la otra cara de la historia aquí

Anuncios

Anuncios